Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 

¿Qué hay que tener en cuenta antes del cambio de Centro Educativo en niños hiperactivos?

El curso está a punto de terminar y son muchos los padres que se hallan inmersos en pleno proceso de búsqueda de un nuevo centro escolar. Bien sea por un cambio de domicilio o bien porque no se habituaron a la propuesta pedagógica del centro educativo anterior, muchos niños cambiarán de colegio el curso que viene. El niño tendrá que adaptarse e integrarse en una nueva escuela y esto puede causar algunas dificultades, sobre todo durante el primer trimestre.

En todos los casos, tras decidir que el niño debe cambiar de centro, se inicia el proceso de buscar un nuevo colegio. La labor de los padres no acaba cuando se hace la nueva matrícula, sino que deben ayudar a hacer que el niño lo acepte y, sobre todo, estar atentos a su comportamiento durante los primeros meses para detectar cualquier signo que manifieste que requiere ayuda personal.

                      TDAH CONDUCTA INATENTOS

MOTIVOS DEL CAMBIO

Generalmente, si el cambio es por razones educacionales, el rendimiento suele mejorar, mientras que los cambios por razones no educacionales pueden tener un impacto negativo en los logros de aprendizaje, en la conducta del niño o en sus relaciones sociales, sobre todo si el niño presenta una actitud de rechazo a dicho cambio o no está preparado para ello. Aunque si el cambio se prepara de forma adecuada y se eliminan sus temores, puede vivirse como una experiencia enriquecedora.

  • Razones Educacionales: para buscar una mayor calidad o un centro que se adecue más al estilo de aprendizaje del niño. También muchas familias están insatisfechas con el colegio y buscan mejores alternativas para sus hijos. Podemos encontrarnos con que el niño tiene bajo rendimiento académico o dificultades de aprendizaje pero también puede ocurrir que tenga una mala adaptación al entorno del colegio, aunque tenga buenas notas o incluso que tenga conflictos en el aula por mala conducta, dudosas compañías o sufra de bullying y el centro no tenga recursos para resolver el problema.
  • Razones No Educacionales: A veces, por imperativos familiares, laborales o personales, no es posible que el niño continúe su escolarización en ese primer colegio que elegimos con tanto mimo. Las razones que desembocan en un cambio de colegio suelen ser el cambio de domicilio o la modificación de la estructura familiar (crece la familia o se separa), razones económicas (problemas económicos) o la propia estructura del colegio (transición de la escuela infantil al colegio y del colegio al instituto).

No es recomendable hacer un cambio escolar en mitad del curso, es mejor esperar a que termine en el centro donde se encuentra y empezar en el nuevo colegio coincidiendo con el comienzo del curso escolar. Los padres debemos acompañar a nuestros hijos en este proceso. A la hora de cambiar de centro tendremos en cuenta los siguientes factores:

ANTES DEL CAMBIO DE COLEGIO

  1. Hacerles comprender a nuestros hijos los motivos del cambio: En todos los casos es muy importante que los niños comprendan por qué se les cambia de colegio, que se sientan confiados y se les trasmita que es lo mejor para ellos. Esta es una decisión importante para vuestro hijo, como padres deberéis estar seguros del camino a tomar, si les transmitís desconfianza a los niños eso generará en ellos un estado de ansiedad.No hay que olvidar que un cambio de colegio puede ser una situación muy estresante y angustiosa para un niño que ya ha formado sus relaciones sociales en un determinado centro, por lo que es muy importante cómo y cuándo plantear la cuestión. Por eso hay que hacerles comprender los motivos del cambio y ayudarles en la adaptación al nuevo centro. Los expertos recomiendan involucrar a los niños en el cambio, pero sin dejarlos tomar en última instancia una decisión tan importante.
  2. Anticipar el cambio: Los cambios siempre hay que anticiparlos desde que se sepa la noticia y normalizarlos. Si se trata de niños pequeños, ha de hacerse de un modo visual, para conseguir la comprensión y el efecto esperado. Por ejemplo, se puede utilizar una cartulina para explicarles todo el proceso. Con los hijos mayores, también se puede anotar la fecha del traslado en una agenda que permanezca visible para que se vayan haciendo a la idea. En todo caso, hay que sentarse con ellos, y adaptándola a su edad, ofrecerles una explicación anticipada de por qué hay que mudarse.
  3. La comunicación previa padres-hijo: Aunque la decisión a la hora de elegir o cambiar de colegio es responsabilidad de los padres, es conveniente contar también con el niño.  Se le puede explicar las razones y ventajas de la decisión tomada, informarle de todos los detalles que conozcamos de su nuevo colegio para que se vaya familiarizando con él e incluso permitirle que acuda al día de puertas abiertas para conocer de primera mano los colegios que estáis barajando. Visítalos con tu hijo, que él vea cómo van a ser, con que instalaciones cuentan, el ambiente entre profesores y alumnos. Cuando se plantee la situación, los padres deben destacar los aspectos positivos del cambio, como es que vaya a hacer nuevos amigos y vivir nuevas experiencias, sin tener por ello que dejar de lado ni olvidar los antiguos. Hacerle entender que no perderá a sus viejos amigos, sino que ganará nuevas amistades. Antes de que termine el curso pide los teléfonos o direcciones email de sus mejores amigos, así podrá continuar el contacto y seguir viéndolos, aunque estén en diferentes colegios.
  4. La edad del niño: La edad es importante, en general cuanto mayor sea, más costará el proceso, tanto el de dejar amigos con los que ya ha establecido vínculos, como hacer nuevas relaciones, especialmente cuando se llega a una clase donde ya están los grupos hechos y eres el único nuevo. En la adolescencia las dificultades son mayores y la reticencia de los menores a cambiar su círculo también. A esa edad es tan difícil encajar en un nuevo grupo de amigos, como que una pandilla ya establecida acepte a un nuevo miembro. Si se va a cambiar de colegio mejor antes que tarde, ya que en la adolescencia es más problemático.
  5. Atender a la parte emocional: No hay que olvidar ni minimizar el miedo que pueden sentir los niños ante los cambios, el temor a no ser aceptados, a no hacer amigos, a lo que se suma la tristeza por dejar atrás a sus amigos y compañeros anteriores. Es normal que se puedan sentir mal. No hay que ignorar sus temores, enfados o tristezas, porque, lógicamente, el cambio le afecta. Hay que hablar mucho con él, darle la oportunidad de expresar sus opiniones, ilusiones y temores, y acompañarlo y alentarlo en todo momento, transmitiéndole nuestra tranquilidad. De esta forma, una situación algo difícil puede llegar a convertirse en una experiencia constructiva. Habla con tu hijo de los motivos por los que crees conveniente el cambio, escucha qué es lo que tiene que decirte y pregúntale sobre sus sentimientos ante el cambio; miedo, emoción, curiosidad. Cuando tengáis elegido el nuevo centro y la admisión sea efectiva comunica la decisión a su actual profesor, tal vez el niño vaya a estar más nervioso de lo habitual o más distraído.
  6. La motivación del niño: Si un niño va contento al colegio cuenta con antecedentes favorecedores para evitar el fracaso escolar, ya que el resultado académico suele revelar que está ajustado al entorno. La incertidumbre puede generar ansiedad, por eso puede ayudar una persona que sirva de nexo de unión, por ejemplo algún amigo que vaya al mismo colegio. En los colegios debe haber programas especiales de transición (de educación primaria a secundaria por ejemplo) para facilitar la adaptación, ya que esta movilidad es cada vez más frecuente. En cualquier caso, una de las principales labores de la familia y el colegio es conseguir una buena motivación en el niño.
  7. El tipo de centro educativo y las características específicas del niño: Por último valorar una serie de factores relacionados con las características del centro educativo a elegir y qué esté correlacionado con las características específicas del niño.

 

WEBGRAFÍA

http://www.padresonones.es/noticias/ampliar/530/noticiasampliarcuando-como-y-porque-cambiar-a-un-nino-de-colegio

http://edukame.com/un-cambio-de-colegio-para-tu-hijo

http://www.conmishijos.com/ninos/ninos-colegio/nuevo-en-clase.html

http://www.padresycolegios.com/noticia/3907/Busco-colegio/SOS-A-buscar-colegio.html

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • FlyBusiness
  • Foramen
  • Tous
  • Jubera
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Joyeria Presmanes
  • Club de tenis Monteverde
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación