Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

Cómo hablar con un adolescente TDAH

El TDAH en la adolescencia tiene unas características instrinsecas diferentes al que podemos hallar en los niños.

Por ello, la aproximación hacia ellos debe tener en cuenta estas especificidades propias de la edad y las características del trastorno. 

Puede resultar difícil, si el adulto no tiene en consideración las causas y los afectos de este trastorno en el adolescente, por lo que es importante recordar los siguientes datos:

  • La etapa adolescente es complicada en todos los casos, debido a las irregularidades conductuales y coginitivas del TDAH, los adolescentes con este trastorno tienen más dificultades a la hora de comunicarse, controlar sus impulsos, asumir los límites y las normas, identificar sus necesidades y aceptar su condición.
  • TDAH tiene una base biológica. Los elementos químicos del cerebro llamados neurotransmisores conducen las señales para auto-controlarse, para prestar atención y para concentrarse. Y a pesar de que todos tenemos neurotransmisores, ellos necesitan ser mejor balanceados y regulados en las personas que sufren de TDAH.
  • TDAH produce muchas dificultades en el poner atención, en el pensar antes de actuar y en el sentirse inquieto. Por ejemplo, si usted tiene TDAH, una idea de algo para hacer o decir le llegará a su mente y a usted le será muy difícil detenerse a pensar si es buena o mala o si va a tener consecuencias positivas o negativas. Es como si tuviera muy poquito líquido de frenos en su automóvil, y cuando aprieta el freno es más difícil de frenar que si lo tuviera lleno.
  • El medio ambiente tiene mucho que ver con el grado de ajuste que la persona alcance con su trastorno. Usted, otras personas en su familia, las personas de la escuela y los amigos de su niño le pueden ayudar a salir adelante. Por ejemplo, si mantener los trabajos escolares organizados es uno de los problemas para su adolescente, usted le puede ayudar a escoger y a aprender cómo usar un organizador personal, ya sea en libreta o en uno de los equipos electrónicos disponibles.

                           TDAH COMUNICACIÓN ADOLESCENTE

Muchos autores han escrito artículos sobre este tópico. Hay varias sugerencias sobre que decirle a su adolescente:

  • Nadie es culpable del TDAH. Ni su hijo, ni usted, ni los maestros.
  • Las personas con TDAH no están locas. Casi todos tenemos problemas enfocándonos o manteniendo la atención de vez en cuando. Lo que pasa es que los adolescentes y los adultos con TDAH tienen más problemas que el resto de la gente.
  • El TDAH es algo que se tiene por toda la vida, pero los síntomas y como se manifiestan pueden cambiar cuando nos volvemos mayores. por ejemplo, cuando ya tengamos más años, podemos ser menos hiperactivos, pero puede que tengamos más problemas concentrándonos.
  • TDAH puede afectar muchas áreas de la vida fuera de la parte escolar. Le puede influenciar sus relaciones sociales, sus deportes, su auto-estima, su forma de organizar las cosas, y cómo le vaya en el trabajo.
  • TDAH es usualmente algo que se hereda, así que alguien de la familia posiblemente lo tiene, inclusive sin haberse diagnosticado con ese trastorno. Sus hijos posiblemente lo heredarán también.
  • Es importante pensar en el TDAH como un reto y no como una disculpa. Su hijo todavía es responsable por sus acciones, a pesar de que el trastorno hace que le sea mucho más difícil controlar los comportamientos y mantener la atención.
  • La salud física influye mucho el control que se tenga sobre los síntomas del TDAH. Mientras más sano esté el cuerpo, más fácil será adaptarse a los retos que demanda el vivir con TDAH. Así que es importante comer bien, hacer ejercicio, dormir bien, y evitar consumir productos químicos dañinos como la nicotina, la marihuana o el alcohol.
  • En este momento no existe una cura para el TDAH. Pero existen varias formas en las que las personas aprenden a vivir con él. Vamos para bajar juntos con los maestros y los doctores para ayudarte a ser lo mejor que tú puedas ser.

 

Bibliografía:

Maccoby, E. y Martin, J. (1983). Socialization in the context of the family: Parent-child interaction. En E.M. hetherington y P.H. Mussen (Eds.), Handbook of child psychology: Vol. 4. Socialization, personality and social development. New York. Wiley. 

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación