Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

El TDAH y funciones ejecutivas: Aplicaciones para su manejo en el aula

Según el Dr. Barkley el TDAH es un fallo en el sistema ejecutivo del cerebro y por lo tanto un trastorno de las capacidades ejecutivas de éste y más concretamente un fallo en su sistema de inhibición. Este fallo en la inhibición afecta a cuatro capacidades ejecutivas:

  • Capacidad visual: mirar hacia atrás y ver o rescatar información visual de acciones pasadas y sus consecuencias.
  • Lenguaje interno: voz en nuestro cerebro que nos permite hablarnos a nosotros mismos.
  • Capacidad emocional: controlar las emociones, ajustarlas y moderarlas, lo que les hace no tener control de las frustraciones y de las emociones
  • La Capacidad de innovación dirigida a un objetivo, planificar una respuesta y elegir la más conveniente, enfrentarnos a problemas, planear nuestra vida y pensar en el futuro.

                                       El TDAH como trastorno de las funciones ejecutivas: Aplicaciones para su manejo en el aula

Barkley apunta a que el TDAH retrasa el Lenguaje interno, que el cerebro de los afectados madura y crece de entre 2 y 3 años de retraso y su capacidad funcional es inferior a lo normal.

Esto hace encontrarnos que niños con TDAH no consigan inhibir a los 5 años, que a los 7 no se hablen a sí mismos, a los 9 no puedan aún controlar sus emociones y que a los 12 años no consigan planificarse.

La falta de inhibición les hace ser impulsivos, su falta de capacidad visual les hace no cooperar, no compartir, no interactuar en grupo, no imitar y no tener un sentido del tiempo.

Su fallo en la memoria del trabajo verbal les hace tener una pobre autodescripción, autoinstrucciones y tener problemas con lo que oyen, leen o ven.. Su fallo en la función de la habilidad para solucionar problemas les impide automotivarse, solventar problemas y recopilar información, por ejemplo, si les pedimos que nos cuenten la historia que han leído, no la pueden trasformar en una narrativa coherente.

Tienen ceguera hacia el tiempo, miopía hacia el futuro y sólo miran el ahora. Son niños que tienen aptitudes pero no las saben utilizar. Al igual que un audífono o una silla de ruedas son consideradas prótesis, las prótesis adecuadas para los niños con TDAH son las enseñanzas en habilidades. Nunca se puede quitar una prótesis porque aparecerá de nuevo la discapacidad. Una de esas prótesis es la motivación, para hacer lo que ya saben hacer.

En cuanto a la diferenciación entre TDA y TDAH, Barkley señala que las últimas investigaciones apuntan a que el TDAH no es un problema de simple déficit de atención, sino que es más un trastorno de la inhibición, que se está trabajando en un nuevo DSM-V en el que se dividirá el TDA y el TDAH-Impulsivo como dos trastornos distintos.

El TDA cambiaría su definición como SCT (Sluggish Cognitive Tempo) traducido como niños con un Procesamiento Desalineado del Tiempo. El TDAH quedaría dividido como TDAH con Trastorno de Conducta y TDAH sin Trastorno de Conducta.

Pero para eso queda mucho tiempo, se estima que todos estos avances den su luz en el 2020.

Son muchas las incógnitas que se hacen los padres de niños en edad infantil y Barkley dio unas ideas para poder intuir antes de los 6 años que un niño pueda padecer TDAH.

Entre los 0 y 3 años nos pueden hacer sospechar varios ítems: El que el padre lo padezca, que hayan sido niños prematuros o con problemas en el embarazo o parto, que llore muy habitualmente, que no se reconforte con nada, que sea o haya sido muy activo como bebé y que sean malos comedores. Después de los 3 años y hasta los 6 los ítems que nos harían sospechar serían: El que tengan un comportamiento impulsivo y arriesgado, que no sepan esperar, que cambie de juguetes muy a menudo e incluso que no sean capaces de escuchar cuentos.

 

Resumen ponencia del Dr. Russell A. Barkley.

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación