Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

¿Qué hago si no estoy de acuerdo con el informe psicopedagógico de mi hijo/a con TDAH?

La Orden 11/2014, de 11 de febrero, que regula la evaluación psicopedagógica en la comunidad autónoma de Cantabria establece:

"En caso de disconformidad de los padres o representantes legales del alumno con las medidas propuestas en el informe psicopedagógico, se recabará constancia escrita de esta circunstancia."

Antes de dejar constancia por escrito, es recomendable mantener una reunión con el orientador del centro para que se analicen ciertos puntos en los que se puede estar en desacuerdo.

  

 

En el caso en que los padres manifiesten su desacuerdo con el contenido del informe de evaluación tras haber sido informados en la entrevista presencial, podrán formular una reclamación elevando un escrito razonado sobre los motivos de su desacuerdo ante la dirección del centro. La reclamación es conveniente que contenga cuantas alegaciones justifique esa disconformidad con el contenido del informe psicopedagógico. Teniendo en cuenta por ejemplo:

  • ¿El informe se ajusta al modelo establecido en la normativa vigente?
  • ¿Cumple los aspectos formales establecidos en normativa, entre ellos, la información a la familia?
  • ¿Los apartados del informe están redactados de forma precisa?
  • ¿La identificación de las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) recogidas en el informe se corresponde con la información recogida en los distintos apartados del informe?
  • ¿Existe coherencia entre la identificación de las NEAE y las orientaciones para la intervención?

Esta reclamación no se basa en creencias subjetivas, tiene que basarse en unas directrices objetivas como las que hemos nombrado anteriormente. Un ejemplo de esto es que el informe psicopedagógico no refleje lo que esperábamos en lo que respecta a las capacidades del niño, que es ahí donde quizá deberíamos hacer un ajuste de expectativas hacia nuestro hijo. En definitiva, tener cuidado con la delgada línea que separa que un informe no cumpla con la normativa vigente a un informe que no responde a lo que como padres, a veces, nos esperamos.

Noelia Gutiérrez 

Psicopedagoga de Fundación CADAH

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación