Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH y Trastorno del Procesamiento Sensorial

La integración sensorial es un proceso neurológico que organiza las sensaciones del propio cuerpo y las del ambiente, y hace posible utilizar el cuerpo de forma efectiva en el ambiente que se encuentra. Con la integración sensorial se asimila y se da sentido a la información que nos proporcionan todas las sensaciones que vienen del cuerpo y del mundo exterior y que es captada a través de los órganos de los sentidos.

Para algunos niños la integración sensorial no se desarrolla tan eficientemente como debiera y perciben las sensaciones de manera confusa impactando en el nivel de alerta y atención, la autorregulación y la organización para los desafíos del medio.

                            TDAH PROCESAMIENTO SENSORIAL

 

La integración sensorial es necesaria para poder interactuar socialmente e interfiere en la capacidad del niño para:

  • Aprender.
  • Lograr acontecimientos importantes de desarrollo.
  • En su comportamiento
  • Tener relaciones sociales saludables con las  personas a cargo del niño y de otros niños.
  • Construir la autoestima.
  • Desarrollar el control motriz: Coordinación motora gruesa y fina.

Los trastornos en estas áreas pueden afectar a la capacidad para funcionar. En los niños pequeños, los problemas de procesamiento de información sensorial frecuentemente son considerados problemas de comportamiento pudiendo llegar a sufrir de ansiedad, depresión, baja autoestima y aislamiento social.

A día de hoy se estima que el Trastorno del Procesamiento Sensorial (TPS) afecta aproximadamente al 3% de los niños y consiste en la dificultad para procesar y organizar la información sensorial.

El TPS puede darse además con otros diagnósticos como el autismo, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) o trastornos de ansiedad, pero también puede darse de manera única.

Las evaluaciones por parte de terapeutas ocupacionales especializados en integración sensorial revelan que muchos niños diagnosticados con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) son hipersensibles al tacto (Roley, Blanche, Schaaf, 2001)

Las investigaciones de la Dra. Lucy Miller, terapeuta ocupacional estadounidense, revelan que TDAH y TPS son efectivamente dos diagnósticos distintos, pero que frecuentemente coexisten.

En su estudio de 2.410 niños previamente diagnosticados con TPS o TDAH, encontró que el 60% de dichos niños padecía en realidad ambos trastornos.

Otro estudio de la misma autora demostró que los comportamientos emocionales, de atención, y sensoriales, así como la reactividad fisiológica a los estímulos sensoriales es significativamente diferente entre los niños con TDAH y niños con TPS.

¿Cuáles son los indicios que nos pueden hacer sospechar de un TPS?

Algunos síntomas se pueden detectar desde que el niño es muy pequeño, aunque son muy confusos, como irritabilidad, problemas para regular el sueño, llanto excesivo, signos bastante habituales en los niños pequeños. Entre los 2 y los 4 años se puede sospechar de un TPS si además de los anteriores tiene problemas para manipular objetos pequeños, pedalear, vestirse o trepar.

Los problemas sensoriales varían mucho en función de los casos, desde los más leves a los casos más severos. Generalmente el indicio principal es la reacción inconstante ante la información que le proporcionan los sentidos. Pueden ser demasiado sensibles a algunos tipos de experiencias sensoriales y menos sensibles de lo común a otras.

Además, pueden tener dificultad para seleccionar los estímulos sensoriales que reciben y descartar los innecesarios o menos relevantes. Se distraen con mucha facilidad porque no saben que estímulo recibido es importante, que información debe quedar de "fondo" o es mejor ignorarla para centrar la atención en la tarea del momento.

¿Cuándo se debe evaluar al niño para determinar si tiene TPS?

Los siguientes comportamientos pueden indicar la existencia de problemas de procesamiento sensorial:

  • El niño es desorganizado
  • El niño tiene dificultad para concentrase en una actividad.
  • El niño choca dentro de su ambiente.
  • El niño es torpe o tiene mal equilibrio o tiende a tener accidentes.
  • El niño mira desde un lado y con miedo cuando se realiza actividades.
  • El niño evita de forma constante cierto tipo de experiencia sensorial (ruidos fuertes, olores, texturas suaves-ásperas, etc.)

Si estos comportamientos interfieren en la capacidad del niño de tener relaciones significativas con los demás, es posible, que necesite ser evaluado para saber si tiene TPS. El profesional que mejor puede realizar un diagnostico - después de realizar una evaluación exhaustiva - es un terapeuta ocupacional con una formación amplia en integración sensorial.

¿Cómo es el tratamiento del TPS?

La terapia ocupacional puede ayudar al niño a procesar la información sensorial y controlar sus reacciones ante ellas, pudiendo alcanzar grandes logros con una intervención temprana.

Se realiza un programa práctico y planeado de las actividades sensoriales específicas para satisfacer las necesidades individuales de cada niño, con el objeto de mejorar las relaciones sociales del niño, la autoestima y las capacidades sensoriomotrices, usando estrategias específicas de autocontrol.

Además, se trabaja con los padres y maestros del niño para hacer cambios en su ambiente.

Hay que remarcar que el TPS puede aparecer de manera conjunta y tener la apariencia de otros trastornos, por lo que se hace necesario un correcto diagnostico.

 

 

Bibliografía

Beaudry Bellefeuille I. "Un trastorno en el procesamiento sensorial es frecuentemente la causa de problemas de aprendizaje, conducta y coordinación motriz en niños"

Rebollo M.A., Montiel S.  "Atención y funciones ejecutivas"

Biel, L Y Peske, N. (2005) "Como criar a un niño sensorialmente inteligente"

California Childcare Health Program "Dificultad para procesar y organizar la información sensorial"

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación