Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

Causas de una baja autoestima en niños con TDAH

La autoestima es el concepto que tenemos de nuestra valía, y está basado en los pensamientos, los sentimientos, las sensaciones y las experiencias a lo largo de nuestra vida.   La autoestima representa la evaluación afectiva de nuestro autoconcepto y puede ser modificada por la percepción de fracaso o éxito personal; llegando a condicionar nuestra motivación y esfuerzo hacia las tareas y situaciones (Miras, 2002).

El autoconcepto y la autoestima juegan un importante papel en la vida de las personas; y se relacionan con el nivel de satisfacción personal, profesional y social.

Los niños con TDAH con frecuencia tienen afectada su autoestima como consecuencia de recibir comentarios negativos por parte de la familia, profesores e iguales. Suelen ser niños impopulares, con dificultades para hacer y/o conservar las amistades, a menudo se meten en problemas o tienen un bajo rendimiento escolar. Estas situaciones llevan a los niños con TDAH a desarrollar la sensación crónica de fallar en todo, de no hacer nada bien, de no servir para nada, de ser "malos", "tontos", "vagos", a pesar de intentar hacer las cosas bien (Soutullo y Díez, 2007).

Por tanto, los niños con TDAH con frecuencia resultan ser menos felices que el resto de niños de su edad.

                      TDAH BAJA AUTOESTIMA

 

Motivos de baja autoestima en niños con TDAH

Según la Feaadah, la baja autoestima puede deberse a diferentes motivos:

  • Sus dificultades para controlar su conducta, hacen que tenga problemas en sus relaciones con los demás (amigos, compañeros de clase, hermanos, etc.) y por lo tanto, sentirá que sus habilidades sociales son insuficientes.
  • El niño con TDAH, generalmente con bajo rendimiento escolar, se compara con sus compañeros y amigos, y piensa que vale menos que ellos, por ejemplo, se da cuenta de que ha necesitado toda la tarde para resolver un trabajo que sus amigos hicieron en una hora.
  • Estos niños suelen equivocarse más que el resto. Se esfuerzan en hacer bien las cosas, en agradar a los demás, pero los resultados no siempre son satisfactorios.
  • A raíz de todo este esfuerzo sin éxito, se sienten frustrados, y en muchas ocasiones exclaman: "Todo lo que hago me sale mal."
  • A menudo, deben enfrentarse a actividades que les exigen poner más atención o autocontrol del que poseen, aumentando así su sensación de frustración o fracaso.
  • Es muy difícil educar a un niño con TDAH. En unas ocasiones, se comporta de forma muy inteligente y madura y, en otras, parece más pequeño. Esto desconcierta a los padres; con frecuencia se enfadan con él y le regañan, dándole información negativa sobre su comportamiento.
  • Tras hacer mal algunas tareas, los adultos dejan de darle responsabilidades por miedo a que no las cumplan. De esta forma, el niño comienza a sentirse incapaz e inseguro.

En un estudio de Garza-Morales (2007) se puso de manifiesto la importancia de desarrollar a través de estrategias de manejo terapéutico integrales el autoconcepto de los niños con TDAH, ayudándoles a reconocer la responsabilidad de sus actos, favorecer la competitividad y la imagen de sí mismos frente a los demás.

No debemos olvidar que el concepto que tenemos de nosotros mismos se va formando a lo largo de la vida, en todas las etapas por las que vamos pasando, y cada una nos aporta experiencias y sentimientos diferentes con las que vamos construyendo nuetsra sensación de valía y competencia  personal.

 

                                                                                                                                          Fundación CADAH (2014). 

 

BIBLIOGRAFÍA 

Garza-Morales, S., Núñez-Villaseñor, P.S. y Vladimirsky-Guiloff, A. (2007).  Autoestima y locus de control en niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Boletín Médico Hospital Infantil de México Federico Gómez, 4: 231-239. 

Miras M. (2002). Afectos, emociones, atribuciones y expectativas: el sentido del aprendizaje escolar. En: Coll, C., Palacios, J., Marchesi, A., editores. Desarrollo psicológico y educación 2. Psicología de la educación escolar. España: Alianza Editorial: 309-25.

Soutullo, C., Díaz, A. (2007). Manual de diagnóstico y tratamiento del. TDAH. Madrid: Editorial Médica Panamericana. 

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación