Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

Dos tipos de déficit de atención en el TDA-H

La primera palabra que se viene a la mente de las personas cuando se menciona el Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H), por lo general, es "hiperactivo". Sin embargo muchos niños, e incluso adultos, no presentan está condición. Su problemática radica en la dificultad para prestar atención durante un periodo medio prolongado a una tarea, o detectar el estímulo relevante.

Esto es lo que conocemos como las dificultades atencionales del trastorno.

La atención es un proceso compuesto por varios componentes que interactúan entre sí.

En el DSM-IV, el manual de diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association), hay una lista de nueve síntomas propios de los problemas atención en el TDAH.

Los síntomas descritos pueden darse de forma aislada en prácticamente toda la población de modo aislado o como un rasgo de carácter, por lo que, es la intensidad y la severidad de los síntomas lo que constituye un problema para el rendimiento y la funcionalidad del sujeto.

                            TDAH TIPOS DÉFICIT ATENCIÓN

La nueva revisión del DSM-IV prevista para el 2014, modifica el marco teórico del trastorno concebido para una población infanto-juvenil, incluyendo ahora también está sintomatología para la población adulta.

Con resto, a las dificultades atencionales, no todos los afectados de TDAH presentan los mismos perfiles de dificultad atencional, encontrándose dos grandes clasificaciones dentro de los afectados en función de dos variables: la atención sostenida (AS) o eficacia atencional, y la Calidad Atencional (AC).

La atención sostenida es la habilidad para focalizar y codificar estímulos visuales durante un tiempo determinado mientras el sujeto realiza una tarea mientras que la calidad atencional es la eficacia en la focalización y codificación de estímulos visuales ante la realización de una acción o tarea.

Estás variables repercuten en la diferenciación de dos tipos de sujetos; aquellos que tienen déficit de atención sostenida y aquellos que presentan déficit de calidad atencional (inatención).

Los sujetos con déficit de eficacia o calidad atencional (CA), son aquellos que muestran distractibilidad, ensimismamiento, dificultad para identificar el estímulo relevante y una percepción selectiva de los detalles poco relevantes del estímulo. Estos serían posibles indicadores de trastorno por déficit de atención sin Hiperactividad (TDA).

Por otra parte, los sujetos con déficit de atención sostenida (AS) son aquellos sujetos que están durante un periodo corto de tiempo atiendo a un estímulo, que presentan cambios frecuentes de atención de un estímulo a otro (C.A.F) , pero que cuando logran focalizar la atención sobre el estímulo codifican y procesan la información de forma correcta. Estas conductas serían posibles indicadores de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDA-H).

Estas dificultades en los niños suelen ser muy significativas debido a la relación que presentan con el rendimiento académico, por lo que es fácilmente detectable si un alumno presenta dificultades atencionales. En la población adulta, el problema se plantea más complejo, ya que a menudo las distracciones o ensimismamientos, torpeza visual o motora, a menudo se confunden con rasgos de carácter o características intrínsecas de la persona.

La intervención destinada a trabajar con los niños y niñas con problemas atencionales debe basarse en el análisis de las necesidades y el tipo de déficit de cada afectado con el fin de diseñar la mejor intervención para mejorar y desarrollar las estrategias atencionales que necesite.

En el caos de los sujetos con déficit de atención sostenida (eficacia atencional) el tipo de intervención debe centrarse en tareas que logren aumentar el tiempo de concentración. Ejemplos de estas tareas pueden ser búsqueda de símbolos, marcar casillas en orden, responder a la aparición de un estímulo en una pantalla que aparece con intervalos variables etc.
En el caso contrario de los sujetos con déficit de calidad atencional, es decir, aquellos que les cuesta reconocer y percibir los detalles y estímulos relevantes, el entrenamiento atencional debe basarse en tareas que requieran de búsqueda de objetos, hojas de diferencias, secuenciar en orden viñetas según los dibujos y escribir una historia con sentido con los dibujos ordenados, etc.

Ambas intervenciones deben seguir la misma metodología de reforzadores positivos y sociales, uso de autoinstrucciones, modelado y moldeamiento así como una progresión paulatina del tiempo de exposición y complejidad del atarea según la propia evolución del sujeto.

 

BIBLIOGRAFÍA

AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA). (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson.


García Pérez, E. M y Magaz lago, A. (2013). Niños y adolescentes hiperactivos e inatentos. Conocerlos bien para educarlos mejor. Santander. Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Grupo ALBOR-COHS.

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación