Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

La sorpresa negativa del primer trimestre de curso del alumno con hiperactividad

Es habitual que a medida que se acercan las vacaciones navideñas, el rendimiento escolar de los niños con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) disminuya significativamente y este fracaso se recoja en el primer boletín de notas.

Esto se debe a varias razones:

1) La exigencia curricular año a año va aumentando, y esto hace que muchos niños con TDAH no sean capaces de responder óptimamente a este aumento inicial, produciéndose un distanciamiento notable del resto de sus compañeros, especialmente en las áreas instrumentales donde el aprendizaje es acumulativo y es requisito indispensable que la base del conocimiento esté correctamente asentada para seguir avanzando en la materia. Cuando estas bases no están debidamente asentadas, no se refuerzan los contenidos más difíciles y no se automatiza la metodología, aparecen lagunas de contenidos y desfases curriculares.

2) La falta de continuación y la ruptura de los hábitos de estudio y esfuerzo cognitivo continuado que se produce durante el verano, hace que se retrase la adaptación al nuevo curso hasta ya bien avanzado el primer trimestre, lo que agrava aún más el desfase curricular.

3) La aproximación de las fiestas navideñas hace que aumente la excitabilidad y la distracción de estos niños, proyectando su atención e interés en los regalos y las actividades festivas, dificultando la concentración sobre la tarea y las actividades académicas del presente.

4) El aumento de la exigencia del nuevo curso genera en el alumno con TDAH estrés, inseguridad, inquietud que se refleja en bloqueo, mayor dificultad en la atención y la concentración, desregulación emocional y bajo autocontrol, lo que repercute así mismo sobre el rendimiento académico.

Todas estas dificultades se plasman en bajas o peores calificaciones en el primer trimestre, aumentando la preocupación de padres y profesores.
                                     TDAH MALAS NOTAS
¿Cómo podemos prevenir que ésto suceda?

  • Continuidad: Manteniendo una continuidad mínima de trabajo y actividades cognitivas durante los meses de verano.
  • Anticipación: a)Aprovechar el verano para reforzar las curriculares más débiles y entrenar con un plan y método individualizado de trabajo que se ajuste a las características del alumno (resúmenes, esquemas, comprensión escrita, lectura, etc.  b) Diseñando una planificación y organización anticipada de los contenidos curriculares, reforzando desde el comienzo las áreas más deficitarias.
  • Trabajar la motivación: Emplear un sistemas de refuerzos y contingencias estructurado, empleando los múltiples reforzadores que ofrece la navidad (regalos, actividades lúdicas, viajes, actividades familiares, descanso) para corregir conductas disfuncionales y aumentar conductas positivas y la consecución de los objetivos.
  • Premiar el esfuerzo: Reforzando el esfuerzo desde el inicio, fragmentando las tareas y dividiéndolas en conseguibles para mantener al alumno motivado y con ánimo positivo a pesar de cometer errores o no alcanzar el objetivo.
  • Fomentar la comunicación: animar al alumno a que exprese e interiorice sus dificultades y sus emociones negativas (frustración, tristeza, sensación de pérdida de control, sensación de baja competencia, estrés) acompañándole en su camino a través de un apoyo conductual positivo.
  • Atender a las necesidades del alumno: llevar un seguimiento desde el centro y el hogar del rendimiento del alumno, identificando barreras y dificultades que pueda presentar y prevenir así un problema mayor que desemboque en fracaso escolar o bajo rendimiento.

Si nos anticipamos a esta situación, no sólo serán capaces de coger el ritmo de clase sino que evitaremos la aparición de problemas de tipo afectivo como baja autoestima, desmotivación y rechazo escolar. 


Sara Ortega Tapia, Neuropsicóloga de Fundación CADAH.
 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación