Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH: Actividad para entrenar la Inteligencia Emocional

- ¿Por qué es importante trabajar la Inteligencia Emocional en afectados por el TDAH?

Según numerosos autores como Rusell Barkley ó Villar Orjales, entre otros, ya han destacado la dificultad que los niños con TDAH pueden experimentar en el área social, especialmente en las relaciones con sus amigos o compañeros. Ellos tienen limitado conocimiento de sí mismos y de sus efectos sobre otros.

Esta incapacidad en el área social de los niños con TDAH viene dada, entre otras, por sus dificultades para identificar sus propias emociones y las emociones de los demás. Presentan más dificultades que otros niños en atender a las señales sociales y anticipar los resultados y las consecuencias que éstos tendrán en uno mismo y los demás, lo que les provoca problemas de rechazo social, aislamiento forzado, y en ocasiones soledad crónica.
Estas dificultades socioemocionales se correlacionan con déficits en su Inteligencia Emocional, es decir, en su manejo y regulación de la emoción y los afectos.

El libro `Inteligencia Emocional` de Goleman (publicado en Estados Unidos en 1995) resume las investigaciones en Neurociencia y psicología cognitiva que señalan que el CE (cociente emocional) es tan importante como el CI (cociente intelectual) con respecto al desarrollo saludable del niño y su éxito futuro. Según Goleman recopila, el CI parece aportar tan solo un 20 por ciento de los factores determinantes de éxito (lo cual supone que el 80 por ciento restante depende de otra clase de factores). Este trabajo nos ayuda a todos los educadores a comprender la importancia de la Inteligencia Emocional como requisito básico para el uso eficaz del CI, es decir, del conocimiento y de las habilidades cognitivas. Nos deja ver la relación de nuestros sentimientos y nuestro pensamiento indicando las interconexiones fisiológicas entre las áreas emocionales y ejecutivas del cerebro; esto es importante puesto que están íntimamente relacionadas con la enseñanza y el aprendizaje. En los lóbulos prefrontales del cerebro, que gestionan los impulsos emocionales, también reside la memoria de trabajo y es dónde se realiza el aprendizaje.

                                 TDAH: Actividad para entrenar la Inteligencia Emocional.

Tales investigaciones avalan la importancia de trabajar, desde la más temprana edad, programas dirigidos a estimular, sistemáticamente, la Inteligencia Emocional, tanto en la población infantil en general como en aquellos niños que muestran mayores carencias en estas áreas, teniendo como objetivo reducir riesgos psicosociales tales como la salud mental disminuida, el abandono escolar, la desadaptación, el bajo rendimiento, las dificultades escolares de diversos tipos, el abandono escolar, la aparición de conductas violentas, etc.

El entrenar a los afectados por el TDAH a realizar ejercicios de autoconocimiento, autoexpresión emocional, la empatía y la autoestima, potenciará el óptimo desarrollo socio-afectivo, que a su vez le ayudarán a generar estrategias de autocontrol intrínsecas que palien la desregulación emocional que en ocasiones padecen los afectados en el TDAH. Todo esto les reportará beneficios tales como:

- Aumentará la autoestima,
- Aumentará las probabilidades de éxito académico.
- Mejorará el clima familiar y escolar.
- Repercutirá positivamente en la salud mental.
- Aparecerán con mayor frecuencia las interacciones sociales con éxito.
- Etc.

- Actividad para trabajar la Inteligencia Emocional:

Una de las actividades que podemos utilizar para trabajar la Inteligencia Emocional en los niños afectados por el TDAH es:

Para desarrollar esta actividad debemos plantear a los niños los siguientes objetivos:

- Descubrir el concepto de Inteligencia Emocional.
- Conocimiento de las emociones más básicas: alegría, tristeza, sorpresa, miedo, enfado.
- Expresión emocional de éstas.
- Identificar las situaciones que nos conducen a sentirnos así y conductas que llevamos a cabo.
- Conocernos a nosotros mismos: autoconcepto.
- Desarrollar la empatía o capacidad para ponernos en el lugar del otro.
Los materiales que utilizamos en dicha actividad son:
- Un panel de emociones dónde los niños deban colocar su foto en la emoción que sienten cada día.
- Una presentación en power point donde se les expone los conceptos que deben aprender y las actividades que van a desarrollar.
- Y el vídeo `Las emociones en situaciones`. Las emociones en situaciones de películas de dibujos animados, permite que el niño identifiquen qué emoción básica es la que está teniendo el personaje principal, como la alegría, el enojo, el miedo, la tristeza.
- Posteriormente se les pasará una hoja de preguntas que nos servirá como guía para ver si han entendido y atendido al vídeo.
- Marionetas y teatrillo.

El desarrollo de la actividad:

- Comenzaremos mostrándoles el panel de las emociones, donde ellos podrán colocar su foto en la emoción que creen que tienen, consecuencia del trascurso de su día. Aquí veremos, los educadores, la emoción que traen, y en función de ésta les ayudaremos a ver cómo dicha emoción puede influir en nuestro comportamiento.

- Una vez que han identificado su emoción ese día, se les pasará a exponer e ilustrar sobre cuáles son los objetivos a conseguir con esta actividad. Cuando ya se ha visto esto, les expondremos, de manera magistral, qué es la Inteligencia Emocional, y les ayudaremos a entenderlo mediante sus ideas previas y ejemplos de su vida diaria.

- Posteriormente se mostrará el vídeo `Las emociones en situaciones`. Las emociones en situaciones de películas de dibujos animados, permite que el niño identifiquen qué emoción básica es la que está teniendo el personaje principal, como la alegría, el enojo, el miedo, la tristeza.

- Después de esto, realizaremos a los alumnos un conjunto de preguntas guía las cuales les ayudarán a comprender mejor el vídeo visto. Con estas preguntas, los educadores detectarán la capacidad atencional y de compresión que muestran los niños, y la capacidad que presentan estos a la hora de saber identificar la emoción en los otros.

- A continuación, les explicaremos la siguiente actividad donde los niños deben identificar la emoción de los dibujos de expresiones que les presentamos (alegría, tristeza, sorpresa, enfado y miedo). Tras la identificación, deberán poner la cara con cada estado emocional, expresar cuando fue la última vez que sintieron cada emoción y qué ocurrió entonces, y por último, tendrán que relacionar con diferentes situaciones expuestas qué emoción suelen sentir.

- Para finalizar, cada niño va a coger una marioneta y va a representar una escena en la que el personaje tenga una emoción. No vale decir la palabra tabú (la emoción que vas a representar). Y los demás niños deberán adivinar qué emoción creen que se está representando con la marioneta.

El tiempo de la actividad será aproximadamente una sesión de una hora. Si el grupo es muy grande y muy participativo, puede que se necesite otra sesión para poder desarrollar la misma.

Es importante que durante el transcurso de la actividad, los educadores les hagamos conscientes a los niños de:
- Lo importante que es aprender a reconocer las emociones propias, las emociones de los demás y cómo estas nos afectan a la hora de relacionarnos adecuadamente con los otros.

- Y que si identifico mis emociones y las de los demás, acabaremos sabiendo:

  • Resolver conflictos, 
  • Canalizar las emociones negativas,
  • Conseguir mayor capacidad socio-emocional,
  • Y por último, tener más probabilidades de controlar la conducta de manera consciente y autónoma.

`Aprender a leer y escribir emocionalmente es una de las mejores inversiones que los seres humanos pueden hacer por sí mismos, sus hijos y el futuro`
(Ayman Sawaf).


Patricia Fernández Briz, Psicopedagoga.

 

Bibliografía:

Barkley, Russel. (2011) - Niños hiperactivos: cómo comprender y atender sus necesidades especiales. Ed. Paidós Ibérica.

Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional, Kairós, Barcelona, 1996.

Lantieri, Linda; Goleman, Daniel. (2009)- Inteligencia emocional infantil y juvenil. Ed. Aguilar.

Orjales Villar, I. y Aquilino Polaino-Lorente, A (2001). Programas de intervención cognitivo-conductual para niños con Déficit de Atención con Hiperactividad. Editorial CEPE: Madrid.

Salovey, P., y Sluyter, D. J. (1997). Emotional Development and Emotional Intelligence. Educational Implications. Nueva York: Basic Books.

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación