Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH y padres: pautas educativas básicas

En este artículo vamos a recoger unas pautas de actuación básicas que todo padre debe tener en cuenta a la hora de establecer las pautas que va a seguir en relación a la educación de sus hijos. Como veréis, son pautas generales que, si bien son muy beneficiosas para todos los niños, aún más para los niños con TDAH, puesto que ellos más que nadie necesitan de un sistema educacional lo más cerrado posible, donde no quede lugar a la improvisación.

Empezaremos por lo más obvio, el acuerdo entre los padres. Este acuerdo educacional por parte de la pareja y/o de las personas que intervienen de manera directa en la educación del niño, es indispensable, puesto que si no existe, el niño se encontrará desorientado y también aprovechará el desacuerdo de sus figuras de referencia para sacar su propio beneficio.

                          TDAH_PADRES_NORMAS

De normas y límites hemos hablado en multitud de ocasiones, pero nunca está de más recordar lo esencial. Las normas deben ser claras y directas, al igual que los límites, que deberán estar muy bien establecidos de antemano. Unas y otros nos ayudan a desarrollarnos en la sociedad, a acatar las normas establecidas y a funcionar correctamente con el entorno. Si el niño las conoce, su desarrollo será mucho más seguro y productivo, puesto que no tendrá lugar a duda sobre lo que debe o no debe hacer.

En relación con límites y normas, nos encontramos las consecuencias de ellos. Toda acción, positiva o negativa, debe llevar acarreada una consecuencia siempre proporcional. Recordar que si no existen las consecuencias, límites y normas no tiene sentido. Los adultos debemos ser los primeros en ser coherentes al instaurarlas y quienes debemos mantener su cumplimiento. Las medidas que podemos adoptar ante el incumplimiento de una norma debe ser proporcional a esta y siempre llevarlas a cabo.

Pero también nos encontramos con niños que cumplen las normas, y en ese caso es necesario que reforcemos a los niños, que los hagamos partícipes de lo bien que lo han hecho. El refuerzo positivo tiene la misma importancia que las consecuencias negativas, dado que al emplearlo, reforzamos la actitud del niño, valoramos su esfuerzo y o premiamos, y esto le provoca, siempre, mucha satisfacción.

Finalmente, y no por ello menos importante, los adultos somos SIEMPRE modelos para los niños. Estos acostumbran a copiar nuestros comportamientos, la forma de hablar, de relacionarnos con las personas y con el entorno, etc. Es algo que no debemos olvidar, el ser un ejemplo positivo para nuestros hijos.

Si queréis continuar formándoos sobre estos aspecto, no dejéis de visitar nuestra página web haciendo click aquí.

Rocío Meca Martínez.

Especialista en Pedagogía Terapéutica de Fundación CADAH.

Webgrafía

www.familiaycole.com

Adaptación del material de Jesús Jarque García, Pedagogo.

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación