Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH: Actividad para trabajar la Autoexpresión Emocional.


- El trastorno del neurodesarrollo en los sujetos con TDAH, hace que tengan dificultades en el manejo de las emociones.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a nivel madurativo cerebral y a las áreas cognitivas del cerebro. Estas alteraciones en las áreas madurativas del cerebro se traducen en procesos subyacentes cognitivos disfuncionales que dan como resultado respuestas conductuales disfuncionales y desadaptativas.

Debido a este trastorno del neurodesarrollo en los sujetos con TDAH, muestran dificultades en el manejo de las emociones. Es por ello, que presenten con frecuencia incapacidad de controlar sus propias emociones, lo que afecta a su conducta, a su vida socio- emocional, e incluso en su rendimiento académico, puesto que como no saben manejar adecuadamente las emociones, estas les invaden todo el "sistema neurofuncional" y dificulta el poder atender a otras cosas.

- La importancia, en los afectados del TDAH, de trabajar la Autoexpresión Emocional:

El trabajar tempranamente en los afectados por el TDAH la capacidad de aprender a identificar las emociones cuando aparecen, saber por qué aparecen, saber expresarlas de manera correcta y por ende, saber manejarlas y gestionarlas sin que haya un perjuicio en el propio afectado o a los que le rodean, se hace imprescindible, puesto que les reportará calidad de vida, salud mental, y funcionalidad socio-emocional, además de aprender una capacidad para resolver conflictos, canalizar las emociones, y por ende, controlar la conducta.

- ¿Qué es la Autoexpresión Emocional?

Entendemos la capacidad de autoexpresión emocional a la capacidad que nos ayuda a exteriorizar emociones: expresar o demandar afecto, liberar estados emocionales, solicitar o brindar apoyo y cariño, mostrar ternura o comprensión, etc., así como para canalizar adecuadamente las emociones negativas de aversión o rechazo. Para ello es necesario mejorar la capacidad para identificar y asumir los propios sentimientos, así como el aprendizaje de la comunicación como vía para verbalizar y compartir sus emociones. La falta de esta capacidad, sobre todo en los primeros años, dificulta la interacción en la medida que lleva a los niños a transmitir una imagen de frialdad y distancia escasamente atractiva, facilitando el aislamiento social y la automarginación.

La capacidad de expresar la propia individualidad, los deseos y opiniones, sin temor a ser juzgado o al rechazado, es fundamental para el desarrollo emocional sano de los niños y además, es la base de una buena autoestima.                  

               TDAH AUTOEXPRESIÓN EMOCIONAL

- Actividad para trabajar la Autoexpresión Emocional en los afectados por el TDAH:

Por tanto, os pasaremos a exponer a continuación una de las actividades que podemos trabajar para mejorar la capacidad de autoexpresión emocional.

En un primer momento, es importante hacerles explícitos, a los niños, los objetivos que nos planteamos conseguir con el desarrollo de la actividad:

- Aprender a expresar las emociones que se sienten de manera adecuada.
- Conocer los beneficios de expresar lo que se siente.
- Saber exponer de manera apropiada tu punto de vista respetando los derechos de los demás y los tuyos.
- Aprender a ponernos en el lugar del otro, imaginar cómo se siente y cómo se vive una situación que puede ser diferente a la nuestra, y en función de sus sentimientos actuar en consecuencia.

Los materiales que utilizamos en dicha actividad son:
- Un panel de emociones dónde los niños deban colocar su foto en la emoción que sienten cada día. Posteriormente deberán explicar por qué sienten dicha emoción.
- Una presentación en power point donde se les expone los conceptos que deben aprender y las actividades que van a desarrollar.
- El vídeo "La Historia del Lobo Feroz" en el que podrán conocer la versión de la historia del Lobo Feroz, la cual es diferente a la versión de Caperucita y la Abuelita. El Lobo desarrolla un ejercicio de desarrollo de la autoexpresión emocional puesto que se desahoga contando su versión de los hechos del cuento de Caperucita Roja que es diametralmente diferente a la historia oficial. Nos contará cómo le afectó y cómo se siente después de no haber sido escuchado a lo largo de la historia.
- Posteriormente se les pasará una hoja de preguntas que les servirá como guía para que indaguen sobre lo que nos cuenta el Lobo y cómo expresa que se siente.
- Se utilizarán las marionetas y el teatrillo.
- Lápiz y papel.

El desarrollo de la actividad:
- Comenzaremos mostrándoles el panel de las emociones, donde ellos podrán colocar su foto en la emoción que creen que tienen, consecuencia del trascurso de su día. Aquí veremos, los educadores, las ideas previas que tienen sobre la identificación de sus emociones. Durante la sesión hablaremos sobre esos sentimientos que muestran, les hacemos reflexionar sobre por qué creen que lo sienten y que podemos hacer para controlar dicha emoción.

- Una vez trabajado con el panel de emociones, pasaremos a explicar con exhaustividad y claridad a los niños sobre en qué consiste el concepto de Autoexpresión Emocional, qué es, en qué nos puede ayudar, cómo lo podemos utilizar, etc.

- Una vez comprendido y explicado en qué consiste la capacidad de Autoexpresión Emocional, pasaremos a ver el vídeo de "La Historia del Lobo Feroz". En este los niños podrán conocer la versión de los hechos del Lobo Feroz y cómo expresa sus sentimientos ante lo sucedido, canalizando así su enfado.

- Después de esto, realizaremos a los alumnos un conjunto de preguntas guía las cuales les ayudarán a comprender mejor el vídeo visto. Con estas preguntas, los educadores detectarán la capacidad atencional y de compresión que muestran los niños.

- Visto esto, los niños tendrán que elegir un cuento tradicional y deben intentar contarlo desde un punto de vista distinto al que proverbialmente se ha contado. Para ello, pueden utilizar las marionetas y el teatrillo.

- Y por último, dejaremos que piensen, durante un momento, las cosas que les gusta en relación a los 5 sentidos. Lo que más les gusta oír, ver, sentir (no sólo con la piel, también puede ser un sentimiento interior), el olor y el sabor que más les gusta. Una vez que lo escriben en un papel, lo deberán exponer a la clase.

El tiempo de la actividad será aproximadamente de una hora. Si el grupo es muy grande y muy participativo, puede que se necesiten dos sesiones para poder desarrollar la misma.

Es importante que los educadores a lo largo de toda la actividad manifiesten a los alumnos la importancia de aprender a identificar nuestros sentimientos para después saber expresarlos de manera adecuada con el objetivo de que nos ayude a:
- Resolver conflictos,
- A canalizar las emociones negativas,
- A conseguir mayor capacidad socio-emocional,
- A que nos guíen para conocer y perseguir nuestros sueños y anhelos,
- Y por último, tener más probabilidades de controlar la conducta de manera consciente y autónoma, proporcionándoles funcionalidad.

"Cuando puedas ponerle palabras a lo que sientes te apropiarás de ello".
Henry Roth, sobre el poder del lenguaje.

Patricia Fernández Briz. Psicopedagoga.

 

Bibliografía:
Amatruda, M. (2006). Conflict Resolution and Social Skill Development With Children. Journal of Group Psychotherapy, Psychodrama and Sociometry; 58, 4, p. 168.

Barkley, Russel. (2011) - Niños hiperactivos: cómo comprender y atender sus necesidades especiales. Ed. Paidós Ibérica. ISBN 978-8-44932-535-9.

Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional, Kairós, Barcelona, 1996.

María del Mar Aller García (Psicóloga Clínica del centro CEPSICAP de León).

Orjales Villar, I.(1998). Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores. Ed. Colección Cepe: Madrid.

 

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación