Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH: influencia en la relación de pareja de los padres

Forjar y mantener una buena relación con la pareja cuesta trabajo, mucho más cuando se tiene un hijo con TDAH, equilibrar sus necesidades con la atención que merece la relación de pareja es imprescindible para que ambos salgan bien parados.



`Cualquiera que tenga un hijo con un trastorno como el TDAH, que afecta a su capacidad de relacionarse, seguir normas, aprender y escuchar, verá su matrimonio afectado`, dice la psicoterapeuta Jenn Berman, de Los Ángeles. `Como padres y como pareja, hay que escuchar, trabajar juntos y no centrarse sólo en el niño, sino también en el otro cónyuge.`

Desde que nacen los niños aprenden del ambiente que los rodea, principalmente los niños aprenden a cómo actuar de sus padres.

Los niños imitan o copian a sus padres mediante la observación directa diaria: la forma que hablan, los gestos y la forma en la que se relacionan con otras personas y afrontan las situaciones. Esta fase de aprendizaje crítico, conocido como Modelado o aprendizaje por observación como describe Bandura (1983) ocurre constantemente y juega un papel importante en el comportamiento de los niños.

En el caso de los niños con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) este aprendizaje se da de forma más acusada, al actuar de forma impulsiva y en ausencia de reflexibilidad.

Para que esta fase de aprendizaje sea lo más beneficiosa posible, es necesario mantener una buena relación de pareja y un estable ambiente familiar, para propiciar un mejor control en la sintomatología y evolución del TDAH.

A lo largo del tiempo surgen multitud de obstáculos y desacuerdos que pueden llegar a desestabilizar las parejas, incluso provocar su ruptura (un estudio revela que los padres de niños con TDAH tienen doble tasa de divorcio cuando su hijo tiene ocho años que los padres de niños sin TDAH. Aunque se trata de un solo estudio, esto pone de manifiesto la presión adicional que un hijo con TDAH aporta a una relación de pareja).

Uno de los primeros desacuerdos que sufren muchos padres al afrontar el TDAH de su hijo es si su hijo tiene de verdad el trastorno. Para algunas parejas, es un obstáculo difícil de superar.

El objetivo es llegar a un acuerdo sobre el diagnóstico y sobre el camino a seguir en lo relativo al tratamiento. A partir de ahí, es posible centrarse en ayudar al niño y al otro cónyuge.

Todo esto no significa que el TDAH separe a todas las parejas. En realidad, puede hacer que algunas se sientan más cercanas, al trabajar juntos para criar a un niño sano y feliz.

Los siguientes consejos pueden reforzar la relación matrimonial, al tiempo que ayudan a trabajar el TDAH del niñ@:

Organizad estructura y hábitos. No sólo ayudarán al niño con TDAH, sino que permitirá liberar tiempo para dedicar a la pareja.

Aprended a escucharos. Cuando habla uno de los componentes de la pareja, el otro no debe estar pensando en la respuesta, sino que debe escuchar. Esto ayuda a superar conflictos, ya sean sobre el TDAH o sobre cualquier otra cosa.

Estableced reglas claras de mutuo acuerdo. El tener una vía común de trabajo sobre cómo criar a vuestro hijo, tenga o no TDAH, reducirá el riesgo de disputas innecesarias sobre criterios educativos.

Comunicación eficaz en la pareja. Los padres de un niño con TDAH tienden a poner en primer lugar las necesidades del niño, pero también debe dedicarse tiempo a las necesidades de la relación y aprender cuáles son esas necesidades.

Compartid la carga. Cuando ambos padres trabajan juntos, el cuidado de un niño con TDAH es más fácil. Compartir la responsabilidad reduce el riesgo de conflictos y resentimientos entre los miembros de la pareja.

Es vital adaptarse. Aprender a convivir con el diagnóstico de TDAH y a trabajar sobre ello de la mejor forma para vuestro hijo y para vuestra pareja.

Dad prioridad al tiempo de pareja. Es recomendable reservar de manera regular un tiempo de pareja, alejados de los niños.


BIBLIOGRAFIA:
Heather Hatfield http://www.webmd.com/

Albert, J., López-Martína, S., Fernández-Jaénb, A. y Carretié, L. (2008). Alteraciones emocionales en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad: datos existentes y cuestiones abiertas. Revista de Neurología, 47(1), 39-45.

Diez de Guereñu, E. (2015). Cuando el TDAH de vuestro hijo afecta a la relación de la pareja. http://tdahvitoriagasteiz.com/

Bandura A. (1983). Principios de modificación de conducta. Salamanca: Ediciones Sígueme.

Crespo, N, Manghi, D., García, C. y Cáceres, P. 82007). Déficit de atención y comprensión de significados no literales: interpretación de actos de habla indirectos y frases hechas. Revista de Neurología; 44(2), 75-80.

López Villalobos J.A, y cols. (2008). Trastorno por déficit de atención con hiperactividad: orientaciones psicoeducativas para los padres. Revista Pediatría de Atención Primaria, 10(39).
 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación