Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH y Trastorno de conducta

Cuando nos referimos a conducta estamos hablando de un conjunto de comportamientos observables que producidos las personas, las acciones y las respuestas a través de las cuales nos relacionamos e interactuamos con los demás y con nuestro entono.

Desde el punto de vista sistémico, es decir un sistema de interacción. Mías (2000) describe la conducta como un fenómeno en el que intervienen 3 factores:

1) Factores biológicos: fisiología, anatomía y funcionalidad cerebral, genética.

2) Factores psicológicos: personalidad, experiencias vitales, actitudes, motivaciones, expectativas, conflictos.

3) Factores ambientales: familia, escuela, entorno social, recursos.

                           TDAH Y TRASTORNOS DE CONDUCTA

No obstante, por su relevancia en el ámbito educativo y su carácter modulador de las funciones cerebrales, del procesamiento de la información y de la experiencia, se destaca un cuarto factor:

  • Aprendizaje: habilidades y destrezas adquiridas, valores, normas y actitudes.

Al vivir en un entorno social y dentro de un marco de comportamiento social, reglado por normas y límites, los comportamientos problemáticos se encuadran como actitudes y hechos contrarios a las normas de convivencia social, alterando el orden y el clima y dificultando cumplir las funciones propias de casa institución (escuela, trabajo, hogar, centro, etc.)

Por tanto, las conductas problemáticas que caracterizan a los trastornos de conducta   se sitúan fuera del sistema de normas social, y como resultado suelen desencadenar reacciones sociales en el entorno del sujeto como: rechazo, aislamiento, condena púbica y social, castigos, estrés ambiental, respuestas desmedidas, exclusión social, prejuicios y etiquetaje, etc.

En ocasiones es difícil saber la frecuencia o la intensidad del trastorno de conducta, especialmente en los adolescentes, debido a que muchas de las cualidades necesarias para hacer el diagnóstico, tales como "actitud desafiante" y la "desobediencia de las reglas", pueden ser difíciles de definir. Para realizar un diagnóstico preciso, el comportamiento tiene que ser mucho más extremo que una simple rebeldía de adolescente o entusiasmo juvenil.

Cualquier niño/a o adolescente puede mostrar comportamientos problemáticos en determinados momentos, sin embargo, en algunos casos constituye una forma habitual de reaccionar e interactuar con los demás.

Diferenciar entre conductas problemáticas y un trastorno de conducta, no es fácil y requiere de la observación sistematizada de los comportamientos, la frecuencia, la intensidad y los ámbitos donde aparecen, así como de sus consecuencias y el impacto de éstos en la vida del niño/a adolescente, y su entono.

Todos los niños se comportan mal algunas veces, e incluso muestran conductas y comportamientos problemáticos en mayor o menor grado, pero los trastornos de conducta van más allá del mal comportamiento y la rebelión. En los casos de trastornos de la conducta, el niño o el adolescente muestran comportamientos hostiles, agresivos o desordenados durante más de 6 meses de forma continua y en todos los ambientes (escolar, social, familiar, etc.)

Los síntomas nucleares y las propias características del TDAH en el niño/a como su excesiva actividad motora y verbal y su dificultad para controlar e inhibir sus acciones o conductas y expresar sus emociones de manera desmedida pueden llevarles a desarrollar conductas problemáticas, o incluso cuadros problemáticos más severos o un trastorno de conducta.

A menudo estos comportamientos disruptivos son como consecuencia de la frustración que sufren por los mensajes negativos que reciben cada día de su familia, profesorado y compañeros. Sus respuestas sociales ante los conflictos interpersonales son a menudo pasivas o agresivas,  sus respuesta emocionales son desproporcionadas a los acontecimientos, lo que provoca sentimientos de tristeza, baja autoestima,  desmotivación, impotencia,  rabia, enfado, etc., y tienden a focalizan sus esfuerzos en los aspectos difíciles del conflicto en lugar de en la búsqueda de posibles vías más asertivas y que sirvan para canalizar esas emociones negativas.

Esta falta de recursos internos ante la presentación de situaciones conflictivas hace que afloren estos problemas de conducta, pero también la posibilidad de aparecer problemas afectivos o emocionales.

La intervención en estos casos donde se presenta asociado al TDAH un trastorno de conducta moderado o grave debe ser más cautelosa. El objetivo debe ser incidir en las consecuencias y efectos negativos  tanto a corto, medio y largo plazo de las estas conductas-problema, el impacto sobre de éstas los demás y los diferentes entornos, y el entrenamiento cognitivo basado en la autorregulación conductual, el control sobre las propias acciones y el desarrollo de herramientas internas de interacción social y resolución de conflictos.

Trabajar la autorregulación emocional es fundamental para conseguir desarrollar formas óptimas de expresar los sentimientos negativos, convertirlos en sentimientos positivos y en acciones útiles y entrenar para modificar estados de ansiedad, frustración y rabia en estados de relajación y autocontrol.

 

                                                                                                                                                                     Fundación CADAH (2010). 

BIBLIOGRAFÍA

GPC. (2010). Guía de Práctica Clínica  sobre el Trastorno  por Déficit de Atención  con Hiperactividad (TDAH) en Niños  y Adolescentes. Guías de práctica clínica en el SNS ministerio de sanidad, política social e igualdad. España

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación