Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

TDAH: Pautas en la relación colegio-familia

Cuando obtenemos el diagnóstico de TDAH por parte de los servicios médicos correspondientes, es primordial que informemos de ello al colegio. Para ello deberemos entregar una copia del informe al centro escolar para que cuenten con toda la información relevante. Este es el primer paso que debemos dar para posteriormente solicitar, por escrito, la realización de una valoración psicopedagógica por parte del equipo de orientación pertinente para que se valoren si nuestro hijo presenta necesidades educativas especiales asociadas a TDAH.

Dicha valoración supone que estos alumnos reciban los apoyos necesarios dentro y fuera del aula para que puedan alcanzar los mismos objetivos que el resto del alumnado y sus respectivas adaptaciones curriculares ya sean significativas y/o no significativas.

                           TDAH PAUTAS FAMILIA COLEGIO

De igual manera, no debemos llega hasta aquí, sino que debemos tener presente que mantener un contacto continuo y de corresponsabilidad con el centro escolar es primordial, puesto que la intervención que se debe llevar a cabo con un alumno con TDAH tiene que ser multimodal, en la que tomen parte activa todos los agentes que intervienen de manera directa con el afectado: la familia, el centro escolar y agentes externos que puedan trabajar con él. Para mantener este contacto continuo es recomendable fomentar con el tutor citas regulares (cada 2 o 3 semanas), solicitando la hora con antelación (en la primera cita dejar fijada la siguiente). Proponemos no superar las tres semanas, sobre todo al principio del curso. Acordar con él realizar también un seguimiento con el resto de profesores para ver cómo va evolucionando en las diferentes asignaturas.

En estas citas es recomendable tener presentes una serie de puntos que son esenciales para mantener una buena comunicación y que la intervención vaya en el sentido oportuno:

  • Planear conjuntamente unos objetivos realistas tanto para padres como para profesores para llevar a cabo tanto en casa como en el centro escolar. Que sean poco pero alcanzables, de manera que conforme se vayan consiguiendo, la motivación del niño también lo hará, por lo que podremos ir planteando mas a medida que se consigan. Este paso es muy importante, puesto que si se realiza el trabajo tanto en casa como en el colegio, encaminados ambos a conseguir un mismo objetivo, estaremos colaborando a conseguir su consecución.
  • Si no se cumpliera alguno de los objetivos analizar por qué e intentarlo hasta la siguiente cita. Nunca debemos tirar la toalla. Que una estrategia determinada no haya funcionado no significa que el objetivo no sea alcanzable, sino que debemos plantear unas pautas diferentes, siempre teniendo presentes y en cuenta las características personales del niño con el que se está trabajando.
  • Pedir un informe verbal de todos los profesores sobre la conducta del niño, rendimiento académico, estado emocional y relaciones con sus compañeros y profesores. De esta manera sabremos como es la situación actual y global del niño. Tan importante como su rendimiento académico, lo es su estado anímico, que influye de manera directa sobre el primero. También ocurre lo mismo con las relaciones que mantenga el niño tanto con los compañeros como con los adultos de referencia en el centro escolar, lo profesores. Un ambiente cálido, estructurado y organizado ayudará al niño a desarrollarse mejor y a conseguir una mayor adaptación.
  • Hay que trabajar conjuntamente y valorar el trabajo realizado por ambas partes. Los profesores deben de saber que la familia estas ahí para ayudar a que el niño mejore y la familia debe asegurarse de que el colegio pondrá la voluntad y los medios necesarios para ello.

 

Bibliografía. 


Giménez,M. Los niños vienen sin manual de instrucciones. Editorial Aguilar (2006)

Orjales, I. (2005). Déficit de atención con hiperactividad. Manual para padres y educadores. Madrid: CEPE.

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación