Cerrar
Información sobre el TDA - TDAH o Déficit de Atención con/sin hiperactividad en la Fundación CADAH
fundacioncadah.org
 
 
+ TDA-H + Evaluación Diagnóstico + Tratamiento + Comorbilidad TDAH preescolar TDAH en la infancia TDAH adolescente + TDAH en la familia + TDAH en el aula + Estrategias TDA-H + TDAH en adultos TDAH en vacaciones + Publicaciones Famosos con TDAH Protocolo Cantabria Libro blanco TDAH Asociaciones Colabora con CADAH

Autonomía personal y TDAH: creando hábitos de independencia desde pequeños

El desarrollo de la autonomía personal es un aspecto clave y prioritario en el proceso de educación de cualquier niño.

Consideramos un niño autónomo a aquel que, de acuerdo con su edad, realiza actividades propias de su momento de desarrollo por sí mismo. En cambio, definimos a un niño no autónomo a aquel que necesita de supervisión y ayuda en la realización de las mismas tareas.

De manera general, los niños que muestran poca autonomía o un retraso respecto a su grupo de referencia por edad y entorno social, tienen posibilidad de presentar futuros problemas de aprendizaje y de relación con los demás.

Los niños con TDAH suelen presentar inmadurez, por lo que van a presentar un retraso en la adquisición de autonomía de determinados aspectos. Entre ellos podemos encontrar:

  • Hábitos y normas de higiene personal: todos los aspectos relacionados con la higiene personal y el autocuidado, entre los que encontramos por ejemplo la ducha y todo lo que entraña, el uso de productos específicos, el cuidado del pelo, de la imagen personal, el estado de la ropa que llevamos y cuando la llevamos,etc.
  • Higiene alimentaria: todo lo relacionado con el mundo de la alimentación, desde los diferentes tipos de productos, los elementos necesarios para comer y cocinar, reglas básicas de comportamiento en la mesa, preparación de ciertas comidas, etc.
  • Hábitos de higiene en el hogar: aspectos relacionados con las tareas de casa, el cuidado de las diferentes estancias, problemas relacionados con la falta de orden y de limpieza, etc.
  • Hábitos relacionados con la seguridad: hábitos relacionados con nuestra propia seguridad.
  • Adquisición de destrezas en la toma de decisiones: basarnos en nuestros propios ideales de manera que sepamos defenderlos frente a una postura opuesta.

En el programa de autonomía personal se plantean una serie de módulos para estructurar los contenidos y hábitos que queremos que adquieran.

  • Hábitos y normas de higiene personal.
  • Higiene y normas bucales.
  • Hábitos de higiene en casa.
  • Higiene alimentaria.
  • Actividad y descanso personal.
  • Autorrespeto.
  • Seguridad personal.
  • Toma de decisiones.

La metodología que se lleva a cabo está compuesta por estos módulos, divididos en temas correspondientes a las diferentes destrezas que queremos conseguir.

TDAH AUTONOMÍA PERSONALPor ejemplo, en el módulo dedicado a la actividad y al descanso se pretende hacerles conscientes de la necesidad de llevar una vida activa combinada con obligados periodos de descanso que todos necesitan. Además se trabajan de manera trasversal otros temas como pueden ser el reparto equitativo de las tareas del hogar, conocer cual es su horario diario, reflexionar sobre la necesidad de dormir el tiempo suficiente por la noche y las consecuencias que puede acarrear no hacerlo lo suficiente o actividades alternativas a ver la tele que pueden hacer en compañía de sus amigos y que son más divertidas y constructivas.

Se deben plantear estas sesiones como un espacio que nos permita de trabajar cualquier tema relacionado con el programa, en este caso el desarrollo de la autonomía personal, pueda ser posible, empleando para ellos actividades novedosas, en las que los niños participen y pongan en práctica las técnicas y hábitos enseñados, para que desde aquí, y teniendo una continuidad en casa, puedan llegar a interiorizarlos, haciéndolos suyos e incorporándolos a sus rutinas diarias.

 

Tan importante como el trabajo hecho en las sesiones, es la continuidad que le demos fuera de ellas, por ello las familias deben ser conscientes del trabajo que se requiere, conocer las pautas a seguir y conocer la importancia de la perseverancia necesaria para poder alcanzar la meta.

En primer lugar debemos decidir qué le vamos a exigir y tener preparado todo lo que vayamos a necesitar. Para ello, comenzaremos pensando cuales van a ser las exigencias, plantearnos que deben estar adecuadas a su edad y posibilidades, que va a ser algo que debe perdurar en el tiempo, por lo que nos concienciaremos de ello y a todas las personas del entorno del niño, para darle continuidad en todos los ámbitos. Por ejemplo, si queremos que un niño pequeño empiece a comer solo, debemos saber que al principio y durante un tiempo va a tardar más que si se lo diésemos nosotros, va a mancharse, tirar comida fuera,etc. Son posibilidades reales, que todos deben conocer y aceptar para no acabar haciéndolo en lugar de que lo haga el niño.

También es primordial que el niño conozca cual va a ser el proceso, lo que va o no a necesitar, que debe hacer, etc. Para ello emplearemos frases cortas, sencillas y claras, con las que ellos puedan ser conscientes de la realidad que se les está exigiendo y deberemos asegurarnos de que lo ha comprendido, pidiéndole para ello feedback.

No debemos olvidar que para crear un hábito en los niños es indispensable practicar. No podemos esperar que transcurridos pocos días ya haya interiorizado las instrucciones necesarias y que no necesite nuestra ayuda. En este proceso debemos tener paciencia, elogiarles a cada paso, corregirlo si es necesario pero sin acusar de una mala ejecución, y sobre todo tener paciencia, ya que conforme vaya adquiriendo los pasos, podremos ir retirando las ayudas para finalmente haber conseguido que sea autónomo en la realización de determinada tarea.

El dotar a los niños de autonomía conforme van madurando, haciendo que adquieran hábitos adecuados a su edad, hará que a medida que vayan creciendo, podamos aumentar el nivel de exigencia, obteniendo de ellos una respuesta adecuada con la que vayan adquiriendo la autonomía suficiente hasta que consigamos niños independientes y funcionales.

 

Rocio Meca Martínez

Maestra de Educación Especial

 
 
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
 
  • Ayuntamiento de Santander
  • Obra Social La Caixa
  • El Diario Montañes
  • Glezco
  • ICASS
  • Zink Padel
  • Nubily
  • Foramen
  • Balneario de Puente Viesgo
  • Laboratorios Janssen
  • Gobierno de Cantabria-Consejería de Educación